Berlín, 6 jun (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, se somete hoy en el Bundestag por primera vez y casi a modo de interrogatorio a las preguntas de los diputados en una sesión en la que además de abordar la próxima cumbre del G7 se espera que uno de los principales temas sea el presunto fraude en el sistema de concesión de asilo.

Este formato inédito, consensuado por conservadores y socialdemócratas en su acuerdo de coalición, consiste en una sesión de una hora de preguntas y respuestas, en la que cada turno no deberá superar el minuto, y en el que la canciller, a diferencia de las habituales consultas al gobierno, no conocerá de antemano el cuestionario y deberá responder de forma espontánea.

Está previsto que esta sesión de preguntas y respuestas, en la que la canciller responde por primera vez en sus 13 años al frente del Gobierno personalmente a las cuestiones planteadas por los diputados, se celebre tres veces al año.

En el formato existente hasta ahora, las preguntas debían ser entregadas de antemano y por regla general, los propios ministros no comparecían y las respuestas eran leídas normalmente por los secretarios de Estado de los respectivos ministerios.

La sesión de hoy arrancará con una introducción de cinco minutos sobre la cumbre del G7 que comienza mañana en Canadá, tras lo cual se abrirá el turno de preguntas.

La primera pregunta corresponderá a la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), principal fuerza en la oposición, tras lo cual plantearán sus cuestiones los socialdemócratas, socios de coalición de Merkel, los liberales del FDP , La Izquierda y Los Verdes.

Todo apunta a que el escándalo en torno a la concesión irregular de más de un millar de peticiones de asilo que ha salpicado a la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF) será uno de los temas principales, sobre todo la pregunta de qué sabía Merkel de este presunto fraude y desde cuándo.

También es probable que a Merkel se le pregunte sobre la guerra comercial con Estados Unidos y el acuerdo nuclear con Irán.