Berlín, 1 jun (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, defendió hoy la necesidad de reforzar las relaciones con China, tanto bilateralmente como desde la UE, “en tiempos de inseguridad global”, y abogó por buscar “vínculos sólidos” en el ámbito político y en el económico con el gigante asiático.

“Vivimos tiempos de inseguridad global”, manifestó Merkel ante el primer ministro chino, Li Keqiang, al término de las consultas bilaterales presididas por ambos mandatarios en Berlín, de marcado acento económico.

Las relaciones comerciales y económicas con China presentan ya “cifras impresionantes”, pero se debe “avanzar más aún” para consolidarlas, insistió la canciller, quien apremió a Li a avanzar en el proceso de “apertura de su mercado”.

El primer ministro chino reafirmó ante la canciller la voluntad de su país de “seguir adelante en la apertura de los mercados” y admitió la existencia de “pequeños problemas” en ese proceso, aunque, a su juicio, éstos aparecían “a menudo exagerados” por los medios.

La líder alemana se refirió al acuerdo en materia de inversiones entre la Unión Europea (UE) y China, cuestión que abordará Li en Bruselas, donde llegará esta misma tarde, y lo calificó de “punto de partida” y “requisito” para un futuro acuerdo de libre comercio entre el bloque comunitario y la potencia asiática.

Merkel apremió a Li a “contribuir a la búsqueda de soluciones” para que las fundaciones políticas alemanas que trabajan en su país puedan realizar su tarea de “cooperación con la sociedad civil”.

Por otro lado, le agradeció la “cooperación” prestada para los preparativos de la cumbre del G20 del próximo julio, en Hamburgo y Li Keqiang le garantizó su “total apoyo” para que sea un éxito.

China pasó el relevo a Alemania en la presidencia de turno del grupo que aglutina a las potencias industriales y los países emergentes.

Según Merkel, el país el asiático ha asumido “con seriedad” su papel en la troika que forma con Alemania y Argentina, país que asumirá la próxima presidencia del G20 y que Merkel visitará en los próximos días para preparar la cumbre de Hamburgo.

La visita de Li a Berlín siguió a la cursada a principios de esta semana por el primer ministro indio, Narendra Modi, asimismo incluida en la ronda de consultas de la canciller como anfitriona de la próxima cumbre del G20.

Ante Modi reafirmó ya Merkel su apuesta por estrechar las relaciones con India y China y dijo que ello no debe entenderse como un movimiento contra otros estados o contra la relaciones transatlánticas.

“La relación transatlántica es de extraordinaria importancia”, recalcó ahí la canciller, en respuesta a una pregunta alusiva al cruce de reproches o advertencias de estos días entre la líder alemana y el presidente de EEUU, Donald Trump, tras la cumbre del G7 en Taormina (Italia).