Londres, 28 may (EFE).- La primera ministra y líder conservadora británica, Theresa May, retomará al asunto del “brexit” en la campaña electoral para intentar frenar el destacado avance de los laboristas en las encuestas, informa hoy “The Sunday Times”.

De acuerdo con este periódico, el estratega del partido, Lynton Crosby, ha ordenado recuperar el mensaje de que May es la mejor candidata para llevar las negociaciones con la Unión Europea (UE) para la salida del Reino Unido del bloque.

Se prevé que la jefa del Gobierno en funciones reitere el eslogan de que se necesita un Ejecutivo “fuerte y estable” para negociar con Bruselas durante la sesión de preguntas con la audiencia que protagonizará el lunes en la cadena Sky News.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, también participará, por separado, en el programa, tras experimentar un notable e inesperado avance en las encuestas, sobre todo después del atentado del pasado lunes en Manchester.

El izquierdista Corbyn, que cuenta con una amplia masa movilizada de partidarios pero pocos fondos económicos, ha reducido en más de la mitad en apenas dos semanas la distancia que separaba a su partido de los conservadores.

Con un mensaje favorable a la renacionalización de servicios públicos y en contra de la austeridad, el político de 67 años, cuyo mensaje socialdemócrata cuestionan muchos diputados más derechistas de su propio grupo parlamentario, ha mejorado además en popularidad.

Todas las encuestas publicadas hoy en la prensa dominical reflejan este sorprendente cambio de la situación, a poco más de una semana de las elecciones generales del 8 de junio, convocadas de forma anticipada por May para intentar ampliar su mayoría parlamentaria.

Un sondeo de ORB para “The Sunday Telegraph” otorga a los “tories” un 44 % del apoyo (dos puntos porcentuales menos que hace una semana), seguidos a solo seis puntos por los laboristas, con un 38 % (un avance de cuatro puntos).

Si esto se tradujera en las urnas, daría a Corbyn un porcentaje de voto superior al alcanzado por sus predecesores Ed Miliband y Gordon Brown, lo que serviría para afianzarlo en el liderazgo.

Una encuesta de YouGov en “The Sunday Times” sitúa a los conservadores solo siete puntos porcentuales por delante, con un 43 % del apoyo frente al 36 % de los laboristas, mientras que un sondeo de Opinium para “The Observer” reduce la ventaja de los “tories”, de 13 puntos hace una semana a diez puntos en la actualidad, con un 45 % del voto para los conservadores y un 35 % para los laboristas.

Este mismo sondeo indica que May ha perdido popularidad, al pasar de 17 puntos a 11, mientras que Corbyn, aunque sigue estando por detrás, ha mejorado, de -18 a -11.

Cuando May convocó los comicios, estaba en la cúspide de su popularidad, y en algunas encuestas su partido aventajaba a los mermados laboristas por hasta 25 puntos porcentuales.

Los partidos británicos retomaron el viernes la campaña electoral, que se suspendió provisionalmente después del atentado terrorista en Manchester, y están elevando su retórica a pocos días de pasar por las urnas.