Londres, 26 ago (EFE).- La primera ministra británica, Theresa May, agradeció hoy a la Policía su “rapidez” y “valentía” ante el ataque de anoche frente al palacio de Buckingham, en Londres, donde un hombre fue arrestado por supuesto terrorismo tras agredir a tres agentes.

“Quiero agradecer a los agentes que actuaron con rapidez y valentía para proteger anoche a la gente, demostrando la dedicación y el profesionalismo de nuestra Policía”, escribió la jefa del Gobierno conservadora en su cuenta de la red social Twitter.

La unidad antiterrorista británica investiga el incidente ante la residencia oficial de la familia real, después de que tres agentes resultasen heridos con un arma blanca cuando arrestaban a un joven de 26 años, con domicilio en Luton, al norte de Londres.

El joven llevaba una espada y mientras era detenido gritó “Allahu Akbar” (Alá es el más grande), según la Policía de Londres.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, destacó, por su parte, la respuesta “heroica y profesional” de la Policía y le agradeció por garantizar que ninguna persona resultase herida.

El alcalde laborista pidió a los londinenses que permanezcan “atentos” aunque “no alarmados” y que denuncien a las fuerzas del orden cualquier “actividad sospecha”.

“Esto nos recuerda que la amenaza del terrorismo es grave”, dijo el edil musulmán de esta capital.

Los policías que estaban ante el palacio observaron un “arma blanca grande” en el automóvil del hombre cuando éste detuvo su vehículo cerca de la residencia real, según las fuerzas del orden.

Cuando se disponían a arrestarle, los agentes sufrieron heridas durante un forcejeo y también el arrestado, del que no se conoce su nacionalidad e identidad.

Según el comandante Dean Haydon, de la unidad antiterrorista de la Met, el arrestado condujo “deliberadamente” su automóvil -un modelo Toyota Prius- hacia los agentes que estaban en el lugar.

Hayton agregó que está seguro de que este ha sido un “incidente aislado”.

La reina Isabel II no estaba en palacio ya que pasa sus vacaciones estivales en el castillo de Balmoral (Escocia).

El superintendente de la Policía Guy Collings dijo hoy que las medidas “rápidas y valientes” de los agentes hicieron posible que el hombre fuese detenido rápidamente.

Los oficiales heridos recibieron atención médica en un hospital y el arrestado fue llevado a una comisaría del centro de Londres para ser interrogado por los agentes de la unidad antiterrorista.

El hombre permanece retenido por supuesta agresión grave a la Policía y en virtud de la Ley antiterrorista británica.

Según los medios locales, un testigo dijo haber visto a la Policía sacar por la fuerza a un hombre de un automóvil después de que éste lo condujera en dirección a los agentes.

“Trataban de sacar al hombre del coche, gritaban, y más policías llegaban al lugar y hubo un forcejeo”, declaró la testigo Kiana Williamson a la agencia británica Press Association.

“Vi a un policía con heridas en el brazo pero no parecía grave, y era atendido por otro agente”, añadió.