Mosul (Irak), 10 may (EFE).- Cientos de personas han huido entre ayer y hoy de una zona ubicada al sur de la ciudad septentrional de Mosul por los combates entre el grupo terrorista Estado Islámico (EI) y las fuerzas iraquíes y kurdas, informó a Efe una fuente castrense.

El portavoz de la Comandancia de las Operaciones para la Liberación de la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, Feras Sabri, precisó que más de 850 civiles, entre ellos niños, mujeres y ancianos, han huido de la aldea de Kabruk y sus alrededores.

Sabri añadió que un niño perdió la vida y otros cuatro civiles resultaron heridos por ataques del EI con proyectiles de mortero contra viviendas en Kabruk.

Esa localidad está situada en el sureste de la región de Al Qayara, que a su vez se ubica 55 kilómetros al sur de Mosul.

Las tropas iraquíes y kurdas “peshmergas” ayudaron a los desplazados de Kabruk a trasladarse a campamentos ubicados en la zona de Dibka en la región de Majmur, también al sur de Mosul, y lo hicieron en tres grupos.

En abril pasado, cientos de familias huyeron de aldeas al sur de Mosul, que están bajo el control yihadista y que son bombardeadas por la aviación del Ejército iraquí y de la coalición internacional capitaneada por EEUU.

Las fuerzas gubernamentales, con el apoyo de la coalición internacional antiyihadista, lanzaron el pasado marzo una ofensiva en Nínive para intentar recuperar Mosul, principal bastión del EI en Irak.

La ciudad cayó en manos del grupo extremista en junio de 2014, mes en el que el grupo terrorista proclamó un califato en las zonas bajo su control de Irak y Siria.