Katmandú, 24 jul (EFE).- Al menos 80 personas fueron detenidas durante la huelga convocada hoy por el Partido Comunista de Nepal de Netra Bikram (CPN, maoísta) contra la aprobación de una Constitución, cuyo texto en este momento elaboran los partidos mayoritarios en el Parlamento.

“Hemos detenido a piquetes en varios lugares del valle de Katmandú. Han quedado bajo custodia policial los que llevaban gasolina y los que intentaron destrozar vehículos a pedradas”, indicó a Efe el superintendente policial Singh Khadka, portavoz del comisionado de la Policía Metropolitana.

El transporte, el turismo y la educación fueron los sectores más afectados por la jornada de huelga, que ha sido secundada por un 60 % de los negocios, aseguró a Efe el presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industria de Nepal, Pashupati Murarka.

La Policía de Nepal señaló que han sido pocos los incidentes aunque da cuenta de un camión quemado y al menos siete vehículos destrozados en Katmandú y alrededores.

El CPN de Bikram no forma parte del Parlamento, convertido en Asamblea Constituyente desde finales de 2013 para la redacción de una carta magna, y se ha opuesto reiteradamente a ese proceso por considerar que no responde a las demandas de la población, exigiendo que el texto salga de una asamblea política nacional.

Los cuatro partidos mayoritarios: los gobernantes Congreso Nepalí (NC) y Partido Comunista de Nepal Unificado Marxista-Leninista (CPN UML) así como los opositores Partido Comunista Unido de Nepal (UCPN, maoísta) y el Foro Madheshi Janaadhikar (MJF) acordaron el mes pasado un texto de 16 puntos como base para la Constitución.

El portavoz del CPN de Bikram, Khadga Bahadur, indicó a Efe que alrededor de 200 líderes y cuadros de la formación fueron arrestados durante la huelga.

“Nuestro objetivo es presionar al Gobierno, no molestar al público en general, por tanto nuestros cuadros no hicieron uso de la fuerza para realizar la huelga”, indicó el dirigente comunista, al señalar que esa formación continuará las protestas si el Ejecutivo no escucha sus peticiones.

La huelga se produce después de que esta semana los parlamentarios de la Asamblea Constituyente realizasen dos días de encuentros con la población para escuchar sus sugerencias sobre el texto constitucional, de los que saldrá un informe que se sumará a los trabajos sobre la Carta Magna.

A mediados de junio y tras el terremoto que dejó casi 9.000 muertos en el país, los partidos mayoritarios acordaron avanzar hacia una Constitución, tarea pendiente en el país desde que en 2008 se puso fin al régimen monárquico.

Ese consenso se alcanzó mediante un texto de 16 puntos que sin embargo el Tribunal Supremo de Nepal paralizó días después por considerarlo contrario a la Constitución provisional.

Pese al fallo, los partidos han seguido avanzando en el proceso constituyente.