Bangkok, 24 abr (EFE).- Mandatarios asiáticos y africanos rememoraron hoy el 60 aniversario de la Conferencia de Bandung (Indonesia) que sentó las bases de la creación de los países no alineados o el «tercer mundo».

El presidente indonesio, Joko Widodo, y su homólogo chino, Xi Jinping, entre otros, encabezaron la histórica marcha de los líderes que en 1955 realizaron en la ciudad de Bandung, en la isla de Java, para dar inicio a la cumbre.

Tras la marcha, Joko y Xi, acompañados por el y el rey Mswati III de Swazilandia, firmaron el documento conmemorativo del aniversario, en el que se escucharon varios discursos, incluido el de Robert Mugabe, presidente de Zimbabue.

En la marcha también se encontraba la expresidenta indonesia Megawati Soekarnoputri, la hija de Sukarno, el histórico mandatario indonesio que inauguró la conferencia de 1955.

Al menos 21 jefes de Estado y de Gobierno atendieron el miércoles y jueves a la Conferencia Asia-África en Yakarta, aunque varios volvieron a su país y no asistieron a los actos de conmemoración del 60 aniversario.

La víspera el presidente indonesio dijo que el encuentro sirvió para dar nuevo vigor a los ideales del movimiento Sur-Sur basados en la prosperidad, solidaridad y estabilidad de los países de Asia y África.

Joko destacó el acuerdo alcanzado para impulsar el comercio y la inversión entre las dos regiones, además del compromiso para garantizar la financiación de infraestructuras a través del Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras que impulsa China, entre otros.

La Conferencia de Bandung en 1955 antecedió a la creación del Movimiento de Países No Alineados, estableció una forma de relación entre naciones diferente a la que imponían las grandes potencias y consolidó el término «tercer mundo» para designar a los Estados que estaban fuera de los bloques formados por Estados Unidos y la Unión Soviética durante la Guerra Fría.