París, 21 abr (EFE).- La ciudad francesa de Lyon albergará los días 1 y 2 de julio la cumbre mundial del clima y los territorios, un encuentro entre actores no estatales con el objetivo de elaborar un conjunto de acuerdos para luchar contra el cambio climático.

En esa cita, según se anunció hoy en París, participarán más de 800 representantes de distintos territorios del mundo, así como miembros de ONGs, sindicatos y expertos internacionales.

Su principal finalidad es llevar un mensaje común de los territorios y los actores no estatales al debate sobre el cambio climático, llegar a compromisos para reducir las emisiones de gases que causan el efecto invernadero y elaborar propuestas para mejorar su capacidad de acción.

El presidente de la región Ródano-Alpes, Jean-Jack Queyranne, destacó hoy que «el aporte de las regiones y las colectividades territoriales puede tener un peso importante para tomar decisiones positivas sobre el cambio climático».

Según el senador francés Ronan Dantec, el cambio climático «tiene un efecto a escala mundial» y «si no hay un compromiso por parte de los territorios, ningún Estado podrá llegar a acuerdos para reducir las emisiones» de ese tipo de gases.

Dantec, que es uno de los principales impulsores de esta cumbre, también recalcó que el encuentro no es «un fin, sino un paso más dentro del proceso para luchar contra el cambio climático».

El encuentro se repartirá en dos días: en la primera sesión se presentará el contexto del calentamiento climático y los resultados de un debate ciudadano planetario previsto para el 6 de junio.

En la segunda, los distintos representantes podrán presentar los acuerdos y las propuestas a las que hayan llegado las diez comisiones que ya trabajan sobre el tema.

Esta cumbre será el principal evento que reunirá a los actores no estatales antes de la COP21, la conferencia intergubernamental que tendrá lugar entre el 30 de noviembre y el 11 de diciembre en París para llegar a un acuerdo internacional sobre el clima.