Tokio, 14 oct (EFE).- La Bolsa de Tokio subió hoy tras una sesión volátil después de que los buenos datos sobre los índices de precios al productor y consumidos de China debilitaran el yen, y de que el alza de los precios del petróleo ayudara a apuntalar el optimismo.

El índice de referencia Nikkei avanzó 82,13 puntos, un 0,49 por ciento, y quedó en 16.856,37 enteros; mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 4,88 puntos, un 0,36 por ciento, y cerró en 1.347,19 unidades.

La Bolsa de Tokio arrancó la sesión con pérdidas y se debatió entre el terreno negativo y positivo antes de decantarse por las ganancias después de que el dólar ganara terreno a la divisa local y se situara en la zona baja de los 104 yenes desde la banda alta de los 103 tras la publicación de índices de precio chinos favorables.

La Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) de Chin anunció hoy que el índice de precios al productor (IPP) del país asiático subió en septiembre por primera vez en cuatro años y que el índice de precios al consumo (IPC), principal indicador de la inflación, repuntó tras cuatro meses consecutivos de descensos.

Estos datos favorables se conocen un día después de la publicación de unos datos de exportaciones chinos peores de lo esperado que encarecieron al yen frente al dólar y tumbaron Tokio.

“Los datos de exportaciones chinos débiles habían generado preocupación sobre la salud del país, pero con la publicación de los sólidos IPP e IPC la calma ha vuelto al mercado y la aversión al riesgo retrocede”, dijo el director de investigación de inversiones de SMBC Nikko Securities en declaraciones a la agencia local Kyodo.

Otro factor que ayudó a apuntalar el optimismo en la plaza nipona fue el ligero pero, no obstante, avance de los precios del crudo el jueves; el barril de Texas, de referencia en Estados Unidos, subió un 0,5 por ciento, mientras que el Brent londinense escaló un 0,34 por ciento, indicaron los analistas locales.

El sector de la minería lideró las ganancias, seguido por el del crudo y el carbón, y el de la información y la comunicación.

El gigante textil Fast Retailing, dueña marca de ropa Uniqlo y competidora asiática de la española Inditex, subió un 5 por ciento tras indicar en la víspera que prevé que su beneficio operativo crezca un 37,5 por ciento en el actual año fiscal, que en el caso de la empresa se prolonga hasta agosto de 2017.

Por su parte, el precio de las acciones del conglomerado Softbank se incrementó un 3,3 por ciento después de que la compañía anunciara la creación del que dice que será uno de uno de los mayores fondos de inversión para desarrollar tecnologías avanzadas dotado con unos 100.000 millones de dólares (90.535 millones de euros).

En la primera sección 1.100 valores avanzaron frente a 749 que retrocedieron, mientras que 136 terminaron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 1,966 billones de yenes (17.135 millones de euros), frente a los 1,890 billones de yenes (16.477 millones de euros) de la víspera.