París, 23 ene (EFE).- Los socialistas franceses admitieron hoy errores en el recuento de los votos del primer turno de las primarias celebradas este domingo, pero aseguraron que el resultado final -pasan al segundo turno Benoît Hamon y Manuel Valls- no resulta alterado.

Christophe Borgel, organizador de las primarias, reconoció que se equivocaron por replicar el porcentaje de voto obtenido por los candidatos el domingo por la noche con el 80 % de centros de voto escrutados -equivalentes 1,25 millones de electores- con los nuevos datos de afluencia confirmados el lunes.

Así, el número de centros de voto escrutados al 94 % arrojó un aumento de participación en 350.000 votantes, pasando de 1,25 millones a los 1,6 millones, pero los porcentajes de los siete candidatos en liza no cambiaron una coma.

“Ha sido por intentar publicar la participación rápidamente”, se justificó Borgel.

El gobernante Partido Socialista (PS) mantiene que no hubo manipulación y asegura que los votantes finales fueron 1,6 millones.

Según el partido, la victoria parcial de Hamon, con el 36 %, y la clasificación en el segundo puesto de Valls, con el 31 %, no están en duda.

Ninguno de los otros cuatro candidatos que estaban en liza han pedido una impugnación de los resultados.

Portavoces de Valls y Hamon han lamentado lo ocurrido, y han pedido que se aclare la situación lo antes posible.

Ambos se disputan este 29 de enero la candidatura socialista para las elecciones presidenciales de abril de 2017, en las que las encuestas les otorgan un pobre quinto puesto.