Beirut, 23 jul (EFE).- Los rebeldes renovaron hoy su ofensiva para tomar el control total de la ciudad meridional siria de Deraa, conocida como «la cuna de la revolución», porque allí comenzaron las protestas contra el régimen del presidente Bachar al Asad hace más de cuatro años.

El portavoz del opositor Frente Sureño, Esam al Rayes, informó en su cuenta de Twitter que su agrupación, que aglutina a varias facciones rebeldes, atacó hoy varios puntos estratégicos en manos del régimen dentro de la población.

Además, explicó que edificios y puestos de control de las autoridades fueron blanco de la artillería y los cohetes lanzados por los rebeldes, en el marco de la ofensiva bautizada como «Batalla de la Tormenta del Sur».

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que hay violentos combates en Deraa desde esta mañana entre el ejército, que está apoyado por milicianos progubernamentales, y los rebeldes de varias facciones, que han reanudado la ofensiva iniciada a finales de junio.

Según los insurgentes, en los últimos tres años el 60 por ciento de Deraa ha estado dominada por los opositores, mientras que el 40 por ciento restante, permanece bajo el control de las autoridades sirias.

El Observatorio destacó que los rebeldes asaltaron hoy barrios en poder del régimen como Al Manshiet, Al Sabil, partes de Deraa al Mahata, y Kashaf, así como el aeropuerto de la localidad, entre otros lugares.

Las autoridades han respondido con ataques aéreos por parte de helicópteros militares, que han arrojado 32 barriles de explosivos contra lugares donde estaban sus oponentes, y han efectuado 21 bombardeos con aviones, indicó la misma fuente, que apuntó que seis rebeldes han fallecido hoy en los combates.

La agencia de noticias oficial siria, Sana, afirmó que una unidad de las fuerzas armadas mató a varios «terroristas» y destrozó un vehículo blindado en Deraa al Mahata.

Además, los soldados llevaron a cabo varias operaciones en pueblos de los alrededores de Deraa, como Al Yaduda, donde, según Sana, abatieron a varios «terroristas» e hirieron a otros, y destruyeron sus armas y municiones.

La agencia estatal aseguró que algunas de las redadas desarrolladas por el ejército en la provincia de Deraa fueron contra el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, y sus aliados.

La ciudad de Deraa es donde comenzaron en marzo de 2011 las protestas contra el régimen de Bachar al Asad, que se extendieron por todo el país y luego derivaron en un conflicto armado que en estos más de cuatro años ha causado más de 230.000 muertos, según el Observatorio. EFE