Tiflis, 8 oct (EFE).- El partido oficialista Sueño Georgiano ganó hoy las elecciones legislativas celebradas en este país por delante del opositor Movimiento Nacional Unido (MNU), según los sondeos a pie de urna.

Un 53 por ciento de los georgianos habría votado a favor de la formación en el poder desde 2012, mientras un 19,5 apoyó al MNU, liderado desde su exilio en Ucrania por el expresidente Mijaíl Saakashvili, según la compañía TNS.

Mientras, la encuesta realizada a la salida de los colegios por Rustavi-2, canal de televisión vinculado con Saakashvili, también otorga la victoria a Sueño Georgiano, aunque la diferencia con el MNU es mucho menor.

En el caso de la encuesta de GFK, el partido gobernante fue apoyado por un 39,9 por ciento de los electores, mientras un 32,7 por ciento respaldó a la formación de Saakashvili.

En ambas encuestas accede al Parlamento integrado por 150 diputados una tercera fuerza minoritaria, la Alianza de Patriotas, formación prorrusa que cuenta con el apoyo de la Iglesia Ortodoxa Georgiana.

Las autoridades informaron que la jornada electoral transcurrió de manera pacífica, con la excepción de algún incidente aislado protagonizado por partidarios del MNU.

Días antes de la votación el primer ministro, Gueorgui Kvirikashvili, acusó a Saakashvili y a varios de los dirigentes del MNU de intentar sabotear los comicios y planear disturbios postelectorales en caso de derrota.

Más de tres millones y medio de georgianos fueron llamados hoy a las urnas en unas elecciones a las que concurrieron 19 formaciones y 6 bloques, que debían superar la barrera del 5 % de votos para lograr algún escaño.

Desde la reforma que entró en vigor en 2013, el presidente georgiano ejerce funciones representativas, por lo que es el primer ministro el que tiene ahora casi todo el poder ejecutivo, incluido la política exterior.