Bruselas, 20 abr (EFE).- Los ministros de Asuntos Exteriores y de Interior de la Unión Europea (UE) abordan hoy en Luxemburgo la tragedia migratoria en el Mediterráneo, mientras que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, consulta con los países sobre una posible cumbre extraordinaria.

«La presidencia (letona de turno de la UE) está profundamente preocupada por los acontecimientos en el Mediterráneo. La situación tiene que ser solucionada haciendo frente a sus raíces. La presidencia saluda la reunión conjunta de ministros de Asuntos Exteriores y de Interior» que tiene lugar esta tarde, indicó Letonia.

En el naufragio este fin de semana de un pesquero en el mar Mediterráneo podrían haber muerto cerca de 700 inmigrantes.

A la reunión de hoy en Luxemburgo asistirá el ministro de Interior español, Jorge Fernández Díaz, dijeron fuentes diplomáticas.

También asistirá a la cita el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, quien aplazó junto con Fernández Díaz una visita a Ceuta y Melilla por los acontecimientos en el Mediterráneo.

Uno de los 28 supervivientes que fueron socorridos en el naufragio de un barco a 70 millas de las costas de Libia afirmó hoy que en la embarcación iban «950 personas, de ellas, entre 40 y 50 niños y cerca de 200 mujeres».

El comisario europeo de Política de Vecindad y Ampliación, Johannes Hahn, dijo hoy en su cuenta de la red social Twitter que los ministros mantendrán un minuto de silencio al inicio del Consejo de Asuntos Exteriores de la UE, al que se sumirán por la tarde los titulares de Interior.

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, ha exigido una cumbre de líderes extraordinaria para abordar la cuestión migratoria, y el presidente del Consejo, Donald Tusk, «está consultando con los jefes de Estado y de Gobierno, la Comisión europea (CE) y la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, sobre qué puede hacerse para aliviar la trágica situación», dijo a Efe un portavoz del político polaco.

«Tusk decidirá sobre una posible cumbre extraordinaria después de estas consultas», agregaron.

El Ejecutivo comunitario dijo el domingo que «está en consultas con los Estados miembros, las agencias europeas y las organizaciones internacionales para preparar una nueva estrategia europea de inmigración», que la CE tiene previsto adoptar a mediados de mayo.

Sostuvo que la UE necesita «acciones inmediatas» para prevenir nuevas pérdidas de vidas humanas y un enfoque amplio para gestionar mejor la inmigración en todos sus aspectos», ha señalado.

La CE ha dejado claro que «la única manera de cambiar de verdad la realidad es abordar la situación de raíz. Porque mientras haya guerra y dificultades en nuestros países vecinos cerca y lejos, las personas seguirán buscando un lugar seguro en Europa».

No obstante, ha subrayado asimismo que «es una responsabilidad conjunta de los 28 Estados miembros y de las instituciones europeas y que hace falta una respuesta europea conjunta».