Rabat, 8 oct (EFE).- Los islamistas marroquíes del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) confirmaron hoy su victoria en las elecciones legislativas de ayer al obtener 125 escaños sobre un total de 395 con que cuenta la Cámara de Representantes.

El PJD se hizo con el primer lugar tanto en los escaños por circunscripciones (98 de 305) como en la llamada “lista nacional” reservada a mujeres y jóvenes (27 de 90), según un comunicado que acaba de publicar el ministerio del Interior con los resultados totales.

Tras el PJD se sitúa su gran rival, el Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), que suma 81 escaños en las circunscripciones y 21 en la “lista nacional”.

Muy por detrás queda el histórico partido Istiqlal, con 46 escaños totales: sus once escaños nacionales le permiten mitigar la debacle, ya que en la anterior legislatura tenía 60 escaños.

Los siguientes lugares los ocupan la Reunión Nacional de Independientes (37 escaños), el Movimiento Popular (27), la Unión Socialista (20), la Unión Constitucional (19) y el Partido Progreso y Socialismo (12).

En realidad, las cifras de la “lista nacional” comunicadas hoy confirman las tendencias observada ayer en las listas regionales, dando una clara victoria de casi un tercio al PJD, que con su rival del PAM suman más de la mitad de la cámara.

La Constitución marroquí vigente desde 2011 estipula que el rey debe llamar al partido más votado para formar gobierno, por lo que el PJD tendrá que buscar a partir de hoy alianzas con los demás partidos para formar una cómoda coalición que le asegure una mayoría absoluta en el parlamento de 198 escaños.