Seúl, 17 nov (EFE).- La Bolsa de Seúl cayó hoy arrastrada por las ventas de los inversores institucionales y los minoristas ante el progresivo encarecimiento del won, indicaron analistas locales.

El indicador Kospi del mercado surcoreano cerró hoy con una caída de 0,8 puntos, un 0,03 por ciento, hasta situarse en los 2.533,99 enteros en una jornada en la que se movieron unos 5.880 millones de dólares.

El índice de valores tecnológicos Kosdaq perdió 4,37 puntos, un 0,56 por ciento, hasta las 775,85 unidades.

Tras la aprobación en el Congreso estadounidense del proyecto de reforma fiscal, el Kospi arrancó hoy al alza.

Pero el persistente encarecimiento del won frente al dólar, en máximos desde septiembre del año pasado, acabó por preocupar hoy al parqué ante los efectos que puede tener sobre el músculo exportador surcoreano.

Esto, unido a un abaratamiento del crudo, hizo que los inversores institucionales y los minoristas fueran hoy vendedores netos y se deshicieran de 442.000 y 127.000 millones de wones (402 y 115 millones de dólares) en títulos locales.

De este modo, el mayor fabricante de coches surcoreano, Hyundai Motor, cayó un 1,57 por ciento, al tiempo que su subsidiaria de autopartes Hyundai Mobis se dejó un 3,04 por ciento.

En el sector tecnológico, Samsung Electronics se abarató un 0,07 por ciento y el fabricante de chips SK Hynix cedió un 0,61 por ciento.

En cambio, Korean Air, la mayor aerolínea del país, ganó un 5,48 por ciento y su rival Asiana se disparó un 11,26 por ciento.

Ambas se ven favorecidas por la caída del crudo y el encarecimiento del won.

La moneda surcoreana ganó hoy 3,9 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.097,5 wones al cierre de la sesión.