Saná/Riad, 15 mar (EFE).- Los rebeldes hutíes del Yemen volvieron a atacar este lunes con tres aviones no tripulados el aeropuerto internacional de Abha, en el suroeste de Arabia Saudí, y una base militar cercana, y afirmaron haber alcanzado sus objetivos.

Por su parte, la coalición árabe que interviene en Yemen indicó desde Riad que las defensas aéreas saudíes interceptaron al menos uno de los drones.

“La fuerza área logró, gracias a dios, llevar a cabo una operación contra objetivos militares en el aeropuerto internacional de Abha y la base área Rey Jaled, en Jamis Mushait, con tres drones Qasef 2K y el impacto fue preciso”, escribió el portavoz militar de los hutíes, Yahya Sarea, en su cuenta en Twitter.

Desde Riad, el portavoz saudí de la coalición militar árabe que combate a este movimiento chií en el Yemen, Turki al Malki, dijo que habían conseguido interceptar y destruir un “avión bomba no tripulado dirigido contra objetivos civiles en la ciudad de Jamis Mushait”.

Estos ataques con drones explosivos y misiles contra Arabia Saudí son habituales desde que la coalición árabe intervino en la guerra civil que estalló en el Yemen en 2014 para apoyar al Gobierno internacionalmente reconocido, que fue expulsado de la capital, Saná, por los hutíes.

El aeropuerto de Abha, a unos 100 kilómetros de la frontera yemení, es uno de sus objetivos más habituales, aunque, como el resto de lanzamientos, no suelen provocar víctimas ni daños.

No obstante, el pasado 10 de febrero un avión de pasajeros sufrió un incendio por el impacto de un dron sin que hubiera ningún herido.

MAS ATAQUES DESDE LA LLEGADA DE BIDEN

Los hutíes intensificaron sus ataques contra objetivos en el sur de Arabia Saudí desde que a principios de febrero la administración del nuevo presidente estadounidense Joe Biden anunció que retiraba el apoyo a las acciones ofensivas de la coalición en Yemen.

Los ataques con misiles y drones cargados de explosivos llegaron a su punto álgido entre el 5 y el 7 de marzo, con el lanzamiento de varias decenas de aparatos, dos de los cuales tuvieron como blanco el puerto oriental de Ras Tanura e instalaciones de la compañía petrolera Aramco, sin daños.

A partir de esos días, la situación se había calmado en ese frente, pero no el terrestre, donde los rebeldes y las tropas gubernamentales han activado tres frentes en las últimas semanas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *