Saná, 15 dic (EFE).- Las fuerzas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, y los rebeldes hutíes se acusaron hoy de efectuar bombardeos en varias provincias, pese a la entrada en vigor a mediodía de un alto el fuego que debe durar al menos siete días.

Fuentes de la Resistencia Popular, integrada por milicianos tribales, informaron a Efe de que dos de sus miembros murieron y otros resultaron heridos por un bombardeo con tanques de los hutíes en la provincia petrolera de Mareb, en el norte del Yemen.

Los hutíes y sus aliados de las fuerzas del expresidente Ali Abdalá Saleh atacaron además con proyectiles katiusha posiciones de la Resistencia Popular en el barrio de Al Yahmalia de Taiz, capital de la provincia homónima.

En ese último ataque, un miliciano tribal sufrió heridas.

Por su parte, fuentes hutíes dijeron a Efe que la coalición árabe bombardeó dos puertos marítimos pequeños en el mar Rojo, en la provincia de Al Hodeida: Saliz y Ras Isa.

La aviación de la alianza árabe encabezada por Arabia Saudí también atacó objetivos de los insurgentes en las provincias de Saada (el bastión hutí) y Hacha.

La ONU anunció hoy en Ginebra el cese de las hostilidades en el Yemen, en cumplimiento del compromiso que habían asumido las partes beligerantes de respetar un alto el fuego coincidiendo con las negociaciones de paz para ese país que acaban de comenzar en Suiza.

Esta es la segunda vez que representantes del Gobierno yemení y de los rebeldes chiíes hutíes, que protagonizan un conflicto armado desde hace más de un año, se reúnen en Suiza para intentar alcanzar una solución negociada.

Treguas precedentes han sido violadas y el mediador de la ONU para el Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, ha considerado que en esta ocasión su cumplimiento es esencial para que las negociaciones que se inician hoy tengan alguna posibilidad de éxito.

El conflicto se agravó a partir del pasado marzo, cuando empezó la intervención de la coalición militar árabe liderada por Arabia Saudí, que desde entonces ha bombardeado de forma continúa posiciones hutíes.