Londres, 4 jul (EFE).- El Gobierno británico eliminará el impuesto sobre sucesiones para las viviendas familiares cuyo valor no supere el millón de libras (1,4 millones de euros), informó hoy el Ejecutivo de Londres en el diario “The Times”.

En un articulo escrito para ese medio por el primer ministro, David Cameron, y el titular de Economía, George Osborne, ambos defienden el derecho de “los que han trabajado para pagar su casa” a entregar su casa sin coste alguno para los miembros de la familia.

Esta será una de las nuevas medidas fiscales que el ministro de Finanzas presentará el próximo miércoles en el nuevo presupuesto estatal para 2015-2016.

Londres ha elaborado nuevas cuentas para cumplir con las promesas efectuadas en la campaña de las elecciones generales del pasado 7 de mayo, ganadas por mayoría absoluta por el Partido Conservador de Cameron.

“Tal y como prometimos en nuestro manifiesto electoral, sacaremos a las viviendas familiares fuera del alcance del impuesto de sucesiones patrimoniales, lo que será aplicable a todo el mundo excepto para los más ricos”, afirmaron ambos dirigentes en “The Times”.

En el texto, Cameron y Osborne recalcaron que lo “más justo” es que “cuando se ha trabajado duro” para pagar “tu propia casa”, esta “sea para tu familia, no para el recaudador de impuestos”.

Se espera que esta y otras reformas fiscales entrarán en vigor a partir de abril de 2017, si bien se presentarán este miércoles junto al presupuesto general para el próximo ejercicio.

Los expertos estiman que con la eliminación del impuesto de sucesiones para ciertas viviendas las arcas del Estado británico podrían dejar de ingresar unos 1.000 millones de libras (1.400 millones de euros) cada año.