Quito, 3 oct (EFE).- Legisladores leales al expresidente ecuatoriano Rafael Correa pidieron este jueves un adelanto de elecciones y una sesión extraordinaria en la Asamblea Nacional (Parlamento) para exigir la destitución del mandatario del país, Lenín Moreno.

En una declaración a los medios, la asambleísta Gabriela Rivadeneira solicitó en nombre de la bancada denominada «Revolución Ciudadana», que aglutina a diputados afines a Correa (2007-2017), la celebración de una sesión extraordinaria al presidente de la Asamblea, César Litardo.

En ella, Rivadeneira busca plantear la destitución del presidente Moreno, así como analizar la posibilidad de un adelanto electoral, cuando los próximos comicios presidenciales y legislativos están previstos para 2021.

El llamamiento se produce a raíz de las protestas secundadas hoy por transportistas, indígenas y otros colectivos sociales en rechazo a las medidas económicas anunciadas por el Ejecutivo, en particular el alza de las gasolinas, y que derivaron en duros choques en el casco histórico de Quito, y saqueos en Guayaquil.

Ante este bloqueo de vías y carreteras por piqueteros, el Gobierno de Moreno anunció hoy un estado de excepción que rige durante 60 días, según un decreto presidencial.

«Debemos avanzar hacia la destitución del presidente Moreno, exigimos hacer en este espacio eco de la voz ciudadana», resaltó la asambleísta en la sede de la Cámara ecuatoriana.

Y fue más allá al señalar que «si esta Asamblea y el Gobierno no están a la altura de todos, a poner las renuncias y a provocar un adelanto de elecciones en este país».

Quien fuera presidenta de la Asamblea Nacional entre 2013 y 2017 y una de las figuras subalternas del expresidente Rafael Correa junto al excanciller Ricardo Patiño, ambos prófugos de la justicia ecuatoriana en otros países, Rivadeneira es la cara visible de la facción opositora a Moreno en Ecuador.

«Revolución Ciudadana», escisión del movimiento Alianza País que fundó Correa y que hoy lidera Moreno, cuenta con cerca de treinta asambleístas, de los 137 que componen el Legislativo ecuatoriano, con lo que se desconoce qué influencia podrían tener a la hora de llevar a la práctica sus reclamaciones.

Sin embargo, el llamamiento de la bancada ha puesto de manifiesto el descontento de los sectores correístas a las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno ecuatoriano, que tildan de «paquetazo».

El paquete de medidas anunciadas por el Gobierno responde a las necesidades de liquidez de Ecuador, que el pasado marzo obtuvo de diferentes organismos internacionales una línea de crédito de más de 10.000 millones de dólares.

El acuerdo con el FMI, que aportó 4.200 millones, venía acompañado de una serie de demandas para reducir el gasto público e incrementar los ingresos del Estado, lo que ha despertado la indignación de los sindicatos y sectores desfavorecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *