París, 18 feb (EFE).- Jean-Marie Le Pen, cofundador del ultraderechista Frente Nacional (FN), avisó a su hija y actual presidenta de esa formación, Marine Le Pen, que podrá haber altercados si le prohíben asistir al congreso del partido el 10 y el 11 de marzo.

«Me he enterado que uno de tus amigos, el señor (Steeve) Briois (secretario general del FN), me prohibirá a toda costa entrar en el congreso. Si caímos tan bajo, habrá lío en la calle entre los dos: irreprochables militantes del FN resultarán heridos y la imagen del partido no mejorará», alertó Jean-Marie Le Pen, en una carta enviada a su hija publicada hoy en «Jornal de Dimanche» (JDD).

Le Pen, de 89 años, está enfrentado con su hija, con la que no se habla desde hace tiempo, y fue expulsado por ella como militante del partido, aunque el patriarca logró conservar en la Justicia francesa su rango de presidente de honor del partido que cofundó en 1972.

El congreso del Frente Nacional del 10 y 11 marzo, que se celebrará en Lille (norte de Francia), tiene especial importancia en el movimiento de ultraderecha, pues se espera que haya un cambio de estatutos y se planteará una modificación del nombre de la fuerza política a la que Le Pen padre se opone firmemente.

En declaraciones al JDD, el decano de la ultraderecha francesa reconoció que se arrepintió de haber dejado el mando del FN a su hija en 2011, porque la formación adoptó unos derroteros que le desagradan.

«Estoy en contra de la estrategia del FN en la que ponían la lucha contra el euro en el primer plano, antes que combatir la inmigración masiva», sostuvo el veterano político.

El cofundador del Frente Nacional explicó porqué su hija obtuvo el récord de votos de la ultraderecha en unas presidenciales francesas después de que en 2017 fuese finalista vencida de los comicios frente a Emmanuel Macron, actual presidente.

Marine Le Pen recabó 10,5 millones de votos -frente los 18 de Macron-, mientras que Jean-Marie Le Pen atrajo 5,5 cuando disputó la segunda vuelta de las presidenciales de 2002 a Jacques Chirac (25 millones de sufragios).

«Esos resultados son el fruto de 40 años de trabajo de implantación y de propaganda. Yo saqué las castañas del fuego y ella se las comió», reivindicó el político, quien dijo que no se presentará en 2019 a una reelección como diputado europeo.

La publicación de la entrevista de Le Pen padre coincide con la puesta en largo de una escisión del FN, «Los Patriotas», partido eurófobo fundado a finales del pasado año por el exnúmero dos de Marine Le Pen, Florian Philippot, quien abandonó el FN por discrepancias políticas.