Bangkok, 4 ago (EFE).- Los ministros de Exteriores del Sudeste de Asia se reunieron hoy en Malasia para preparar la integración económica de la región en una cumbre que se prevé que esté dominada por las disputas territoriales en el Mar de China Meridional.

El encuentro de tres días de los cancilleres de los diez países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste de Asia (ASEAN) se celebrará mientras China continúa con la construcción en varios arrecifes de la zona, incluidas instalaciones militares.

Esto ha provocado una escalada de la tensión en el Mar de China Meridional, que Pekín reclama casi en su totalidad, pero en el que países miembros de ASEAN -Vietnam, Filipinas, Brunei y Malasia- también reivindican varias zonas, que se creen ricas en petróleo y gas.

Los ministros de ASEAN abordarán la disputa en una cita dedicada a seguridad a la que también han sido invitados el ministro de Exteriores chino, Wang Yi; el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y los cancilleres de Rusia, Japón y Corea, entre otros.

El portavoz del departamento de Estado, Mark Toner, dijo la víspera que las tensiones en el Mar de China Meridional se debatirán en la reunión en la que «cuestiones de seguridad deben plantearse y discutirse».

China, que acusó la semana pasada a EE.UU de propiciar la «militarización» de la región con la organización de maniobras conjuntas con Filipinas, se mostró contraria a debatir estas cuestiones en la reunión, e instó a Washington a mantenerse al margen.

El ministro de Exteriores malasio, Anifah Aman, aseguró la semana pasada que ha habido «progresos» en las conversaciones entre ASEAN y China para la firma de un código de conducta que evite el conflicto en el mar.

Además de las disputas territoriales, se prevé que los ministros de ASEAN también aborden el tráfico de personas en la región, después de que en mayo estallara una crisis de refugiados en el golfo de Bengala, la mayoría de ellos miembros de la minoría rohinyá, perseguida en Birmania.

En el discurso inaugural, el primer ministro malasio, Najib Razak, llamó a promover políticas sostenibles e incluyentes para reducir las diferencias económicas entre los socios del grupo, que prevén culminar su integración económica a finales de año.

«Los diez países miembros se encuentran en etapas distintas, y reducir estas diferencias no es algo opcional», dijo Najib en su discurso, según el diario The Star.

«Es esencial si queremos construir una ASEAN realmente integrada, por lo que la inclusión y la sostenibilidad deben estar en el corazón de nuestras políticas», añadió el primer ministro malasio.

ASEAN prevé aprobar esta integración en la cumbre anual de finales de año y en la que, según Najib, también se adoptará la hoja de ruta que el bloque regional se propone seguir en los próximos diez años.

Malasia ostenta en 2015 la presidencia rotatoria de ASEAN, de la que también son miembros Birmania (Myanmar), Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Singapur, Tailandia y Vietnam.