Seúl, 4 nov (EFE).- La Bolsa de Seúl cerró hoy al alza, en una jornada en la que los inversores extranjeros se lanzaron a las compras de acciones de las grandes firmas del motor y refinerías, aunque la subida fue limitada por las incertidumbres sobre la economía global.

El índice referencial Kospi subió 4,37 puntos, el 0,21 por ciento, hasta 2.052,77 unidades en una sesión en la que se movieron 4.240 millones de dólares, mientras que el tecnológico Kosdaq avanzó 4,05 puntos, el 0,59 por ciento, hasta los 686,18 enteros.

El principal indicador del mercado de valores surcoreano, que atraviesa una racha positiva desde septiembre, cerró hoy al alza por tercera jornada consecutiva y logró superar los 2.050 puntos en una jornada marcada por las fuertes compras de los inversores extranjeros.

Las acciones de las firmas de motor y las refinerías fueron las más solicitadas en esta jornada en la que, sin embargo, otros grandes valores cotizaron a la baja por las incertidumbres que persisten sobre la recuperación económica global, según evaluaron los expertos locales.

De hecho, en el sector de la tecnología el gigante Samsung Electronics, valor de referencia del mercado bursátil local, cerró la sesión de hoy un 1,63 por ciento a la baja, aunque la firma de chips de memoria SK Hynix ganó un 2,19 por ciento.

El principal fabricante de automóviles del país, Hyundai Motor, avanzó un 1,85 por ciento tras anunciar que lanzará la nueva marca Genesis para sus vehículos de gama alta, y su filial Kia Motors subió 2,23 por ciento.

La mayor refinería del país, SK Innovation, logró un ascenso del 4,53 por ciento al final de la sesión.

La moneda local ganó 1,1 unidades frente al dólar, que se intercambiaba en 1.132 wones al cierre de la jornada bursátil.