Estrasburgo (Francia), 27 oct (EFE).- Las activistas yazidíes Nadia Murad y Lamiya Aji Bashar, víctimas de esclavitud sexual perpetrada por el Estado Islámico (EI) en Irak, ganaron hoy el premio Sájarov que concede el Parlamento Europeo (PE) a la libertad de conciencia.

Nadia Mourad y Lamiya Aji Bachar, pertenecientes a esta minoría religiosa víctima del genocidio terrorista, fueron secuestradas por los yihadistas en 2014, cuando estos tomaron su localidad natal, Sinyar, de la que huyeron otras 200.000 personas.

Las supervivientes de esa masacre, hoy portavoces de las víctimas sexuales del EI, se impusieron al periodista turco Can Dündar, encarcelado y ahora en el exilio, y al líder tártaro de Crimea Mustafá Dzhemilev, disidente soviético y parlamentario ucraniano.