Londres, 6 may (EFE).- El Partido Laborista mantiene su dominio en minoría en Gales, con 29 escaños, mientras que el eurófobo UKIP logra por primera vez siete, según el resultado de los comicios autonómicos celebrados este jueves en esa región.

Los laboristas galeses, liderados por Carwyn Jones, volverán a la Asamblea galesa con un total de 29 diputados -de los 60 que había en liza-, tras retroceder tan solo uno y erigirse en el partido más votado.

Esa formación se queda a falta de dos escaños para obtener mayoría absoluta y es probable, según los medios locales, que continúen gobernando en minoría, solicitando el apoyo concreto de otros partidos en cuestiones específicas.

A la vista de los resultados definitivos en Gales, los nacionalistas de Plaid Cymru -la segunda formación más votada- ganan un escaño y tienen 12, mientras que los conservadores pierden 3 y logran 11.

Tras el recuento, lo más llamativo ha sido el notable avance del eurófobo y xenófobo Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), que irrumpe en la Asamblea de Gales con sus primeros siete diputados.

Por detrás del UKIP se sitúan los Liberal Demócratas galeses, con tan solo un escaño, mientras que ni el partido Independiente ni los Verdes galeses han obtenido ninguno.

El recuento de la votación se ha desarrollado muy lentamente, pues cada uno de los distritos electorales hace su propio escrutinio a mano, sin un sistema centralizado.