Bruselas, 29 jul (EFE).- La Unión Europea (UE) urgió hoy a Israel a que dé marcha atrás en su decisión de levantar nuevos asentamientos judíos en Cisjordania y Jerusalén Este.

«Instamos al Gobierno de Israel a revertir urgentemente sus recientes decisiones y a poner fin a la expansión de asentamientos», destacó el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) en un comunicado.

El bloque comunitario considera que esta expansión pondría en riesgo la aplicación práctica de la solución de dos Estados y espera que el Gobierno israelí demuestre su compromiso «no sólo con palabras, sino también a través de sus acciones».

«Los asentamientos son ilegales según el derecho internacional», recordó el SEAE, que incidió en que «la UE reitera su firme compromiso de velar por el cumplimiento del derecho internacional, como piedra angular de la paz y la seguridad».

La Unión se opone firmemente a la política y las medidas adoptadas en este contexto, como la construcción del muro de separación, demoliciones, confiscaciones, desahucios, traslados forzosos, puestos de avanzada ilegales, así como la violencia y las restricciones de circulación y acceso, agregó.