Bruselas, 8 jun (EFE).- El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, instó hoy al presidente de Georgia, Giorgi Margvelashvili, a evitar nuevos incidentes violentos contra opositores en el país ante las elecciones legislativas que tendrán lugar el próximo 8 de octubre.

“Estoy verdaderamente preocupado por los informes sobre violencia contra políticos de la oposición y parlamentarios”, indicó Tusk en una declaración a la prensa junto a Margvelashvili, con el que se reunió previamente.

Celebró no obstante que los responsables hayan sido acusados y pidió “tomar todos los pasos necesarios para evitar tales incidentes en el futuro”.

El político polaco destacó que estos comicios serán “una prueba importante para la fortaleza y resiliencia de la democracia de Georgia”.

“Nuestra expectativa es que las autoridades georgianas se esfuercen al máximo por garantizar un entorno electoral respetuoso, inclusivo y ordenado”, indicó.

Mencionó en especial que “unos medios de comunicación libres y plurales son una condición esencial para ello”, y mostró buena acogida a que vaya a haber observadores en el proceso electoral.

Margvelashvili destacó el “muy importante esfuerzo democrático de tener unas elecciones justas” que está llevando a cabo su país, y apuntó que hoy ha comenzado oficialmente la campaña electoral.

“Abordamos cómo deberían ser conducidos estos comicios, en un entorno de calma y con unos medios libres”, comentó.

En general, Tusk consideró que las relaciones bilaterales entre la UE y Georgia “progresan bien”.

Destacó el apoyo proeuropeo de los georgianos y lo consideró “una base sólida para los avances continuados de Georgia a la hora de implementar reformas y reforzar la democracia y el Estado de derecho”.

En especial, destacó que el 1 de julio entrará en vigor el acuerdo de asociación entre las dos partes y confió en que ambas “obtengan los máximos beneficios de ello”.

El presidente georgiano también se refirió a las “aspiraciones europeas” de su país y a “los efectos positivos que obtendrá Georgia del acuerdo de asociación y de las dinámicas de implementación de las reformas”.

Al mismo tiempo, recordó que “seguimos activos en misiones lideradas por la UE” y que “hace unos días acordamos reforzar nuestro componente militar” en la misión de la UE en Mali.

Tusk insistió igualmente en que la UE apoya la soberanía e integridad territorial de Georgia dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente.

Sobre la liberalización de visados, Tusk recordó que la Comisión Europea confirmó en diciembre que Georgía había cumplido con todos los requisitos de cara a “una decisión positiva final, que espero que llegue pronto” y que actualmente tramitan el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE.