Riga, 24 abr (EFE).- La troika de acreedores volverá a visitar Chipre a principios de mayo para una nueva misión de revisión de los avances del programa de reformas y ajustes asociado al rescate concedido al país, después de la aprobación de la ley sobre ejecuciones hipotecarias.

«Tenemos muy buenas noticias sobre Chipre», señaló el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, en la rueda de prensa celebrada al término del encuentro informal de este foro mantenido hoy en Riga.

Dijsselbloem indicó que el Parlamento chipriota aprobó el 17 de abril el marco sobre insolvencias y ejecuciones hipotecarias, que se aplicará a partir del 6 de mayo, «un paso importante para encaminar el programa de nuevo».

Esto, además, «permitirá a las instituciones volver a Nicosia a llevar a cabo la siguiente revisión», informó el presidente del Eurogrupo, en referencia a la troika formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Ahora vamos a ser capaces de avanzar con la próxima misión de revisión en Chipre, que empezará a principios del nuevo mes y espero que acabe a tiempo para que presente sus resultados al Eurogrupo del 11 de marzo», dijo por su parte el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici.

La quinta evaluación del rescate de 10.000 millones de euros concedido a Nicosia para sanear su banca fue suspendida por la troika ante el retraso en la aprobación de la ley sobre ejecuciones hipotecarias para facilitar la devolución de los préstamos a los bancos, un requisito que figura en el programa de ajustes y reformas.

Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) congeló en diciembre pasado un tramo de ayuda a Chipre por valor de 86 millones de euros.

La ley aprobada, tras varias semanas de aplazamientos, persigue acelerar los procedimientos para que los bancos, que tienen una cartera de créditos morosos de casi el 50 %, puedan recuperar sus préstamos.

La ley también incluye medidas para proteger del desahucio a los que tienen hipotecas sobre sus viviendas o locales comerciales.

Dijsselbloem destacó también la importancia de que Chipre levantara el pasado 6 de abril todos los controles de capital que aún se aplicaban en la isla, donde fue necesario instaurar un «corralito» en marzo de 2013 cuando se concedió el rescate al país.

«La libre circulación de capitales ha sido ahora restaurada», dijo el presidente del Eurogrupo.