Berlín, 31 ene (EFE).- La tasa de desempleo en Alemania se situó en enero en el 5,8 %, con 2.570.000 personas sin trabajo, 185.000 -un 0,5 %- más respecto a diciembre, aunque el aumento fue menor al propio del parón invernal, informó hoy la Agencia Federal de Empleo (BA).

En tanto, la cifra de desempleados se redujo respecto a enero del año pasado en 207.000, señala la agencia en un comunicado, que precisa que el número de parados, corregidos los efectos estacionales, fue de 25.000 menos que en diciembre.

«El mercado laboral entró con dinamismo en el año nuevo. La cifra de personas desempleadas creció en enero, pero en menor medida a la habitual para esta estación del año», declaró el presidente de la BA, Detlef Scheele.

El denominado subempleo, el que incluye a personas con trabajos precarios o temporales y también con incentivos fiscales, disminuyó, eliminados los efectos estacionales, en 28.000 personas respecto a diciembre, hasta las 3.515.000.

En relación a enero de hace un año, la cifra de subempleados retrocedió en 198.000, por lo tanto en menor grado que el desempleo, como consecuencia de las políticas laborales más flexibles destinadas a incorporar a más personas, en particular a los refugiados, al mercado laboral.

Por otra parte, un total de 823.000 personas cobraron subsidio de desempleo en enero, 67.000 menos que hace un año.

La cifra de personas que percibieron en enero la prestación social que cubre las necesidades básicas, denominada Hartz IV, se situó en 4.269.000, el 7,8 % de la población activa y 96.000 menos que hace un año.

La demanda de trabajadores continúa a un nivel muy elevado, con 736.000 puestos de trabajo registrados en la BA en enero, 89.000 más que hace un año, y 2.000 más respecto a diciembre, eliminados los efectos estacionales.

Por su parte, la Oficina Federal de Estadística (Destatis) informó de que el número de personas con empleo y que cotizan a la seguridad social se elevó en diciembre, corregidos los efectos estacionales, en 67.000 respecto al mes anterior, hasta los 44,62 millones, 641.000 más que hace un año.