París, 7 jun (EFE).- La dirección de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF) de Francia y los sindicatos han alcanzado un preacuerdo que, según espera el presidente de la empresa, Guillaume Pépy, debería servir para poner fin a la huelga.

El borrador de ese pacto cerrado anoche ha “definido mejor” el trabajo nocturno y la organización del tiempo laboral en la compañía pública, indicó en la emisora “Europe 1” el directivo, quien confió en que se pueda volver cuanto antes a la normalidad.

El director adjunto de Recursos Humanos de la SNCF, Benjamin Raigneau, añadió en una teleconferencia que ha habido “avances importantes” en temas como la compensación del trabajo nocturno y se ha ido “hasta el límite de las mejoras que se podían hacer”.

“El acuerdo nos permite reducir la diferencia de competitividad entre la SNCF y sus competidores”, dijo.

Las sucesivas huelgas en los ferrocarriles franceses, que desde el martes de la semana pasada se han ido prorrogando día a día y últimamente tienen un seguimiento limitado, del 8,5 % ayer y hoy, le ha costado a la SCNF unos 300 millones desde el inicio del conflicto.

Esa huelga pretende presionar en las negociaciones de un convenio colectivo para el conjunto de los trabajadores del sector ferroviario con vistas a la apertura a la competencia del transporte de pasajeros, que, según los sindicatos, amenaza algunas de las ventajas propias de la SNCF.

Su protesta se enmarca también en los diferentes paros convocados en toda Francia contra la reforma laboral del Ejecutivo, que desde la filtración en febrero de sus primeras disposiciones ha sido contestada tanto por sindicatos de trabajadores como de estudiantes.

“Creo que la CGT debe apreciar los avances de esta noche. La huelga debe cesar, todo el mundo lo dice”, señaló Pépy después de mantener más de 19 horas de negociaciones en la compañía.

La CGT, el sindicato más combativo de los que convocaron las protestas en la empresa ferroviaria y se oponen al proyecto de ley del Gobierno, ha señalado que se tomará “el tiempo necesario” para posicionarse sobre el texto, abierto a la firma hasta el 14 de junio.

En caso de no llegar a un acuerdo, a tres días del inicio de la Eurocopa, la SNCF reiteró hoy que está “completamente movilizada para garantizar” sus responsabilidades durante ese torneo, que finalizará el 10 de julio.

El primer ministro, Manuel Valls, estimó hoy en la Asamblea Nacional que esa huelga se ha vuelto “incomprensible”, y se unió a las peticiones para poner fin a ese movimiento.