Zagreb, 8 may (EFE).- La policía serbia ha descubierto hoy a diez refugiados encerrados en un camión aparcado en la ciudad meridional de Nis, después de que unos ciudadanos denunciaran haber oído lamentos desde el vehículo, informa la televisión pública serbia RTS.

El camión había sido sellado por la aduana de Macedonia, asegura RTS en base a fuentes policíacas no identificadas, pero sin informar de más detalles.

La investigación sobre este caso evidente de tráfico de personas ha sido asumida por la Fiscalía estatal de Nis.

Serbia forma parte de la “ruta balcánica” por la que en otoño e invierno pasados casi un millón de refugiados y migrantes de varios países, principalmente Siria, Irak y Afganistán, se dirigían hacia Europa central.

Serbia contabilizó oficialmente el paso de 650.000 personas desde agosto pasado, aunque se cree que la cifra real es superior.

La ruta fue cortada en la frontera greco-macedonia a comienzos de marzo pasado por acuerdo común entre Austria, Eslovenia, Croacia, Serbia y Macedonia.