Praga, 9 may (EFE).- Una mujer siria resultó hoy herida por un disparo de la policía de extranjería de Eslovaquia, que abrió fuego al sur del país contra un vehículo que cruzaba la frontera.

El incidente se produzco en la localidad de Velky Meder, cuando uno de cuatro vehículos que cruzaron el paso fronterizo con Hungría no acató la orden de detenerse y recibió varios impactos de bala.

Según indicó al diario “Pravda” la portavoz policial, Patricia Macikova, la policía hizo varios disparos de alerta y al no detenerse el vehículo, los agentes comenzaron a abrir fuego contra él, hasta que se paró a unos 400 metros del puesto fronterizo.

Macikova señaló que los cuatro vehículos estaban “seguramente” llenos de inmigrantes ilegales.

La mujer alcanzada por el proyectil en una cadera, de nacionalidad siria y 26 años, fue operada en el hospital de Dunajska Streda, donde se encuentra en estado estable.

La portavoz informó de que los inmigrantes, que fueron entregados a la unidad nacional de lucha contra la migración ilegal, hicieron este recorrido con ayuda de traficantes de personas húngaros y rumanos.

Ante la actual dificultad de pasar por Austria, los traficantes buscan rutas alternativas hacia Alemania a través de Eslovaquia y la República Checa.

Austria endureció este año su política migratoria para frenar la ola de refugiados de los Balcanes, y ha introducido controles estrictos en su fronteras.