Astaná, 27 abr (EFE).- La OSCE denunció hoy que no hubo una auténtica oposición en las elecciones presidenciales de Kazajistán celebradas ayer y que revalidaron el mandato del actual mandatario, Nursultán Nazarbáyev, «lo que limitó las opciones de los votantes».

«El vencedor y su partido político dominan la política, y hay una ausencia de oposición creíble en el país. Los votantes no tuvieron una auténtica opción entre alternativas políticas», dijo Cornelia Jonker, jefa de la misión de observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en una declaración difundida en Astaná.

Según los resultados oficiales difundidos hoy, Nazarbáyev ganó las elecciones con el 97,7 % de los votos, mientras que el candidato del Partido Comunista, Turgun Sizdykov, obtuvo un 1,6 %, y tras él, el independiente y presidente de la Federación de Sindicatos, Abelgazi Kusainov, apenas un 0,7 %.

«Hubo significativas restricciones a la libertad de expresión, así como en el ambiente para los medios de comunicación», agregó.

La OSCE señala que no hubo una línea clara de separación entre «el Estado y el partido» Nur Otan de Nazarbáyev, y expresa su «preocupación» por «informaciones creíbles sobre presiones a los votantes para asistir a mítines y votar masivamente por el ganador», lo que pone en duda su «capacidad para votar sin miedo».

La misión señaló que «el marco legal proporciona la base para celebrar elecciones, pero hay restricciones indebidas a los derechos de sufragio y a algunas libertades fundamentales».

«La Ley Electoral no proporciona un mecanismo para garantizar una representación equitativa de los partidos en las comisiones electorales», señaló la misión.

Por ello, denuncia que en las comisiones que visitaron los observadores «casi todos los presidentes eran afiliados del partido Nur Otan, lo que pone en duda la imparcialidad de la comisión».

El comunicado destaca, además, que los procedimientos para chequear el voto «no dan garantías suficientes contra el voto múltiple».

Critican también la campaña electoral, en la que «recientes sanciones, entre otras el cierre de algunos medios y bloqueo de páginas web disminuyeron la diversidad de puntos de vista».

Y sobre la jornada de votación, destacan que transcurrió de una manera ordenada, pero subrayan «irregularidades en los procesos de voto, recuento y tabulación».

Según la Comisión Electoral Central, la participación en los comicios fue superior al 95 % de los votantes inscritos.