Ginebra, 31 mar (EFE).- Naciones Unidas ha conseguido entregar asistencia humanitaria a casi 400.000 personas en Siria -150.000 de ellas en áreas sitiadas- desde principios de año, según anunció hoy la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

Los convoyes de la ONU también alcanzaron -en algunos casos varias veces- áreas definidas como «difíciles de acceder», a causa principalmente de las decenas de controles de seguridad impuestos por distintos grupos beligerantes.

Asimismo, la Agencia de Naciones Unidas para la Asistencia a los Refugiados Palestinos (UNRWA) entregó ayuda adicional a 19.000 personas que residen en la periferia de Damasco, incluida la localidad de Yarmuk.