Naciones Unidas, 3 abr (EFE).- La ONU expresó este miércoles su preocupación por Moncef Kartas, el funcionario tunecino arrestado hace una semana en Túnez por las autoridades, y señaló que intenta averiguar las causas y las condiciones de su detención, pero no ha habido avances.

«El hecho de que continúe preso es una preocupación para nosotros; el secretario general ha planteado la cuestión y seguimos en contacto con las autoridades relevantes», dijo en rueda de prensa Stéphane Dujarric, portavoz del jefe de la ONU, António Guterres.

La agencia estatal tunecina TAP reveló el pasado sábado, citando una fuente de la unidad especial contra el terrorismo, que Kartas fue arrestado en el marco de una operación antiterrorista mientras realizaba un viaje privado.

La agencia TAP indicó que el diplomático, un asesor experto en el conflicto en la vecina Libia, utilizaba su pasaporte tunecino, por lo que no se le aplicó la inmunidad diplomática que reclama Naciones Unidas.

Según el Ministerio del Interior tunecino, en la operación, en la que se detuvo a otra persona, se confiscaron documentos confidenciales y datos «sensibles que afectan a la seguridad nacional», así como algunos equipos preparados para interceptar comunicaciones

Naciones Unidas intenta averiguar «la razón exacta de su arresto y detención, así como las condiciones en las que está retenido», ya que «expertos en misiones de la ONU, como el señor Kartas, están cubiertos por la convención de privilegios e inmunidad», insistió Dujarric.

Se trata del mismo mensaje emitido hace una semana por la organización internacional, que no ha logrado avances en el asunto, sostuvo el portavoz.

El comité de expertos del que forma parte Kartas se ocupa de analizar el cumplimiento de las sanciones internacionales que pesan contra Libia, que incluyen medidas como un embargo de armas contra el país, que vive una turbulenta situación desde el conflicto de 2011 que provocó la caída de la dictadura de Muamar Al Gadafi.

Los especialistas de la ONU han denunciado en el pasado que ese embargo de armas es violado y que distintos grupos en Libia siguen recibiendo armamento pese a la prohibición establecida por el Consejo de Seguridad.