Ginebra, 15 dic (EFE).- La ONU denunció hoy que más de 1.500 personas han sido detenidas de forma arbitraria en Cuba en el último mes, en muchos casos sin orden judicial y antes de ciertas reuniones o manifestaciones previstas.

“Se observa un aumento de las detenciones… algunas pueden ser muy cortas y la persona es liberada en un par de horas o en días, pero este es un escalofriante mensaje para los defensores de los derechos humanos y activistas de la sociedad civil”, dijo la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Cécile Pouilly.