Málaga, 28 mar (EFE).- La ministra francesa de Cultura, Fleur Pellerin, ha reivindicado hoy, durante la inauguración del Centro Pompidou de Málaga, la necesidad de “facilitar la movilidad de las obras en una Europa que tiene que ser abierta a todo el mundo y pionera”.

En un acto en el que también ha participado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra francesa ha destacado que el Centro Pompidou de Málaga, el primero fuera de Francia, es “uno de los símbolos” de la amistad franco-española, que se hace hoy realidad en la ciudad natal de Picasso.

Pellerin ha subrayado la gran calidad de este proyecto cultural, que permite a la colección del Centro Pompidou “invertir en una ciudad que es la capital cultural del sur de la Península Ibérica” y uno de los principales destinos turísticos del país.

Este centro es “un ejemplo de cómo se puede gestionar la cultura en proyectos europeos”, ha señalado Pellerin, quien ha opinado que la experiencia y el renombre del Centre Pompidou de París son “inmensos para satisfacer la curiosidad de los más jóvenes”, a los que ha apostado por “darles las claves para que puedan comprender el arte en el mundo”.

Además, supone “la ambición de crear un nuevo concepto de museo y convertirlo en un centro multidisciplinar abierto a todas las opciones artísticas posibles”.

El Cubo, una estructura acristalada que corona el edificio que alberga el museo, “se abre con transparencia y nos invita a descubrir sus encantos”, ha manifestado.

A su juicio, el Centro Pompidou de Málaga brinda una “travesía inolvidable” sobre el arte de los siglos XIX y XX y representa una “aventura” museística que ha calificado de “audaz e innovadora”.

Pellerin ha rendido homenaje al trabajo desarrollado por el presidente del Centro Pompidou, Alain Seban, que ha sido “pionero en el desarrollo de la cultura del arte moderno en todo el mundo”.

Seban ha afirmado que esta iniciativa responde a un “concepto sencillo, fuerte y estratégico” que consiste en poner “la imagen, la colección y los conocimientos de los equipos” de la institución parisina “al servicio de grandes proyectos de desarrollo cultural como el de la ciudad de Málaga, que apuesta por los museos con determinación”.

En un discurso pronunciado en español, ha explicado que este tipo de proyectos “tendrán una duración limitada, porque el Centro Pompidou debe seguir siendo ágil para construir una verdadera red mundial” y ha expresado su agradecimiento al Ayuntamiento de Málaga por permitir que su “sueño se haga realidad”.

Seban, que será relevado en el cargo por Serge Lasvignes el próximo 2 de abril, ha resaltado que, ahora que acaba su mandato, “nada puede alegrarle más” que inaugurar “la primera instalación duradera del Centro Pompidou en el extranjero”.

Ha transmitido además su gratitud a la ministra francesa de Cultura, cuya presencia en el acto de hoy “deja constancia de la importancia de este momento para las relaciones culturales entre Francia y España”.

Por su parte, el alcalde, Francisco de la Torre, ha recordado que Málaga ha desarrollado en los últimos años “una estrategia como ciudad cultural, ciudad innovadora y ciudad inteligente”, y en la cultura tiene “realidades brillantes” como el Centro de Arte Contemporáneo (CAC), el Museo Picasso o el Museo Carmen Thyssen.

Ha agradecido su trabajo a todos los que han logrado el “milagro” de abrir hoy este espacio después de haber recibido el edificio el pasado agosto y ha expresado su “gran confianza” en que, más allá de los cinco años de apertura acordados, “la respuesta de los visitantes y los creadores dé posibilidades de más presencia en el tiempo”.