Londres, 31 oct (EFE).- La libra esterlina volvió a cotizar hoy a la baja por la incertidumbre sobre la continuidad del gobernador del Banco de Inglaterra, el canadiense Mark Carney, de quien se espera que esta semana confirme si seguirá al frente de la institución hasta 2021.

La divisa británica se devaluó un 0,25 % frente al dólar, hasta 1,216 dólares, a la espera de conocerse la decisión de Carney, que ha sido muy criticado por los políticos conservadores británicos partidarios del «brexit» o salida de la Unión Europea (UE).

Según publica hoy el «Financial Times», el economista tiene previsto confirmar esta semana si extenderá su contrato de cinco años, que acaba a mediados de 2018, por otros tres años, hasta 2021, prerrogativa que tiene por los términos de su contratación.

El periódico económico adelanta que, con toda probabilidad, Carney decidirá quedarse al frente del banco central inglés, a fin de afianzar su legado y gestionar la política monetaria durante el «brexit».

Algunos «tories» favorables a la salida de la UE le han criticado por haber intervenido durante la campaña previa al referéndum del 23 de junio para avisar de los riesgos de abandonar el bloque comunitario.

La primera ministra, Theresa May, dijo hoy, a través de su portavoz oficial, que Carney cuenta con su completo apoyo y que espera que prolongue su mandato, pues «es la persona adecuada» para el puesto, al que accedió en julio de 2013.