Madrid, 4 nov (EFE).- La iniciativa de los independentistas catalanes de impulsar una resolución parlamentaria en favor de la secesión llegó hoy a manos de la Justicia, al acudir varios grupos de la oposición al Tribunal Constitucional.

Los líderes de Ciudadanos (centristas); PSC (socialistas) y PP (centroderecha) presentaron hoy al Constitucional un recurso de amparo para que impida que se vote en el Parlamento la moción independentista de Junts pel Sí (Juntos por el Sí) y la CUP.

La votación está prevista para el lunes 9 de noviembre y el objetivo, según los promotores, es la “desconexión” de esa región respecto a España.

En el recurso de Ciudadanos y del PP se pide en concreto la suspensión del pleno destinado a aprobar esa resolución.

Esta iniciativa coordinada, la primera coordinada de las fuerzas contrarias a la independencia, llega después de que el órgano de dirección de la Cámara catalana (la Mesa) diera ayer el permiso a la tramitación de la resolución.

Esto supone el primer paso en la judialización de un contencioso que, en caso de que se celebre el pleno parlamentario en Cataluña, proseguirá previsiblemente en las próximas semanas.

Mientras tanto, la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, empezó hoy la ronda de contactos con los portavoces de los partidos representados con la intención de proponer un candidato a la Presidencia de la región.

Junts pel si obtuvo 62 escaños en las elecciones de septiembre y su candidato a la presidencia es el actual jefe del Gobierno regional, Artur Mas.

Para ello necesita los diez escaños de la formación radical de izquierda CUP, aunque éstos no están garantizados porque rechazan apoyar a Mas, al que vinculan con casos de corrupción y promotor de una política de recortes sociales.