París, 2 mar (EFE).- La inflación interanual se situó en el 1,2 % en el conjunto de la OCDE en enero, tres décimas más que en diciembre a causa del petróleo, pero en la eurozona el aumento se limitó a una décima para quedar en un 0,3 %.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó en un comunicado que el repunte de la inflación en enero se debió a una moderación en el descenso interanual de los precios del petróleo (del -5,4 %, frente al -8,6 % que había alcanzado en diciembre).

En menor medida, también pesó un menor incremento de los precios de los alimentos en el conjunto de los 34 países miembros de la organización (0,7 % en lugar del 0,8 %).

La inflación subyacente, que excluye los elementos más volátiles que son la energía y los alimentos, se mantuvo estable en el 1,9 % en enero en la OCDE.

El movimiento inflacionista del primer mes del año fue particularmente marcado en Estados Unidos, ya que la tasa interanual pasó del 0,7 % en diciembre al 1,4 % en enero. También fue significativo en Canadá, al subir del 1,6 % al 2 %. Europa y, sobre todo, Japón pusieron el contrapunto.

En Japón, la inflación incluso bajó en enero para quedarse en el 0 %, dos décimas menos que en diciembre.

En el Viejo Continente, más allá del citado ligero aumento constatado en la zona euro (una décima al 0,3 %, como en el conjunto de la Unión Europea), varios países se mantuvieron con tasas negativas.

Así, la inflación armonizada fue del -1,7 % en Polonia, del -1,5 % en Suiza (que no pertenece a la UE), del -0,8 % en Eslovenia, del -0,6 % en Eslovaquia, y del -0,4 % en España.

En el extremo opuesto, las estadísticas de inflación más elevadas de los miembros de la OCDE se dieron en México (2,6 %), Noruega (3 %), Chile (4,8 %) y, sobre todo Turquía (9,6 %).

La OCDE hizo notar que, de acuerdo con lo avanzado por Eurostat, la inflación en la zona euro cayó a cifras negativas en febrero, en concreto al -0,2 %.