Nueva Delhi, 4 ago (EFE).- Pakistán anunció hoy que ha repatriado a 163 pescadores indios que permanecían encarcelados en sus prisiones, en una medida de buena voluntad empañada por tiroteos a través de la Línea de Control (LOC, la frontera de facto que separa ambos país) que han causado un muerto y cinco heridos.

La liberación de los marineros se enmarca dentro de las medidas acordadas por el primer ministro de la India, Narendra Modi, y su homólogo paquistaní, Nawaz Sharif, en la ciudad rusa de Ufa en julio para acercar a los dos países que han librado tres guerras desde su independencia en 1947.

«Como continuación de la reunión de los primeros ministros de la India y Pakistán en Ufa, Rusia, el 10 de julio de 2015, el Gobierno de Pakistán liberó ayer a 163 pescadores indios», de acuerdo con un comunicado difundido hoy por la embajada paquistaní en Delhi.

Las detenciones de pescadores indios y paquistaníes por entrar en aguas territoriales del país vecino son habituales y algunos reclusos llegan a permanecer varios años en prisión. Su liberación suele ser una herramienta de distensión.

Pero en esta ocasión, la repatriación se produce al mismo tiempo que los dos países se acusan de abrir fuego en la LOC y matar a una persona y herir a cinco.

La India afirmó hoy que Pakistán mató a una mujer de 20 años cuando sus tropas abrieron fuego para permitir la entrada de dos «terroristas», mientras el Ejército paquistaní indicó en un comunicado que tropas indias hirieron a tres niños y dos mujeres.

Las violaciones del alto el fuego acordado en 2003 se han intensificado desde que Modi y Sharif acordasen en la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái en Ufá que los asesores de seguridad nacional de los dos países se reúnan próximamente en Nueva Delhi para tratar «todos los asuntos relacionados con terrorismo».

Modi aceptó la invitación para acudir en 2016 a Pakistán a una cumbre regional, en la que sería la primera visita de un mandatario indio a ese país en 12 años.

Desde entonces la India ha acusado a Pakistán de romper 19 veces el alto el fuego acordado en 2003, mientras que las autoridades paquistaníes sostienen que tropas indias lo han hecho 35 veces en las últimas semanas, escaramuzas que han costado la vida a cuatro indios y a cuatro paquistaníes.

Además, el ministro del Interior indio, Rajnath Singh, afirmó en el Parlamento que los tres atacantes que acabaron hace ocho días con la vida de siete personas en el norte del país procedían de Pakistán, una acusación que las autoridades paquistaníes rechazaron.

Sartaj Aziz, asesor en seguridad nacional y política exterior del primer ministro paquistaní, afirmó el domingo que ha recibido una propuesta india para que la reunión acordada en Ufa se realice los días 23 y 24 de agosto, fecha que no ha sido ratificada por su país.

Pakistán y la India, en posesión del arma atómica desde finales de los 90, han librado dos guerras y conflictos menores por Cachemira.