Estambul, 30 jul (EFE).- La Fiscalía de Diyarbakir, en el sureste de Turquía, ha abierto una investigación judicial a Selahattin Demirtas, copresidente del partido izquierdista y prokurdo HDP, el cuarto del Parlamento, informó hoy la agencia turca Anadolu.

La investigación parte de la acusación a Demirtas de «delitos contra la paz pública», al considerar que el político «incitaba y armaba a una parte del pueblo contra otra» durante los enfrentamientos entre kurdos de izquierda e islamistas, ocurridos el pasado mes de octubre.

La violencia se desató tras el asedio yihadista a Kobani, que motivó al HDP a solidarizarse con las milicias kurdas defensoras de la ciudad siria y a denunciar el supuesto apoyo de Turquía al grupo radical Estado Islámico (EI).

Entre el 6 y el 8 de octubre del año pasado, 33 civiles y dos policías perdieron la vida en tiroteos entre círculos marxistas kurdos y redes herederas del grupo salafista Hizbulá (no relacionado con el homónimo partido libanés), activo en los años noventa.

Dado que Demirtas posee inmunidad parlamentaria como diputado, la investigación judicial solo puede afectarle si el Ministerio de Justicia remite al Parlamento una solicitud para despojarle de su blindaje legal, que debe ser votada en el hemiciclo.

Esta es la segunda investigación lanzada contra un parlamentario del HDP, después de que ayer la Fiscalía preparase un sumario para solicitar el levantamiento de la inmunidad de Abdullah Zeydan, diputado por Hakkari, por «enaltecimiento de una banda terrorista», al alabar al PKK.

Zeydan había declarado que «el PKK es tan fuerte que os podría ahogar en su saliva», al tiempo que sostenía que es «un movimiento de paz, que quiere convertir a Turquía y Oriente Medio en un jardín de rosas».

Poco después, el propio viceprimer ministro, Yalçin Akdogan, firmó un memorándum para solicitar el mismo procedimiento a un tercer diputado del partido prokurdo, acusándole de «proporcionar armas a una banda terrorista».

El memorándum se acompañó con similares solicitudes respecto a la inmunidad de otros 8 parlamentarios, entre ellos Kemal Kiliçdaroglu, líder del partido socialdemócrata CHP, cuatro altos cargos del mismo partido, otra destacada diputada del HDP y un representado del propio AKP, el partido islamista que dirige el Ejecutivo.

En los últimos días, varios políticos, entre ellos el propio presidente del país, Recep Tayyip Erdogan, han pedido públicamente despojar a los diputados del HDP de su inmunidad.

Como respuesta, el HDP sometió ayer al Parlamento una propuesta formal para levantar el blindaje legal de todos los miembros del hemiciclo, que aún no se ha llegado a votar.