Tokio, 8 abr (EFE).- El grupo textil japonés Fast Retailing, propietario de la cadena de ropa Uniqlo, caía en la Bolsa de Tokio un 12 % a media sesión después de que ayer anunciara una rebaja en su previsión de beneficios para el actual ejercicio.

La rival asiática de Zara llegó a perder 3.660 puntos en el parqué tokiota tras anunciar la víspera que su beneficio neto rondará los 60.000 millones de yenes (unos 486 millones de euros) para el periodo que acaba en agosto de 2016, un 45 por ciento menos interanual.

La compañía textil, en un comunicado, señaló que esta caída en su previsión de beneficios se debe a la débil demanda de ropa de invierno registrada en los mercados de Japón, Corea del Sur y Estados Unidos y al descenso en el precio de algunos de sus productos.

La plaza de la capital nipona abrió a la baja debido al encarecimiento de la moneda local frente al dólar, que ha afectado a la cotización de los grandes exportadores nipones, y lastrada también por la fuerte caída de Fast Retailing, que tiene un peso significativo en el parqué tokiota.