Bruselas, 23 abr (EFE).- La Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo (PE) pidió hoy un «esfuerzo real» a los Veintiocho para tratar de mitigar el drama que se vive en el sur de Europa con la llegada de miles de inmigrantes indocumentados procedentes de África y de otras zonas en conflicto.

Varios eurodiputados de esa comisión pidieron a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), que hoy celebran una cumbre extraordinaria para abordar el problema, medidas concretas para evitar más muertes en el Mediterráneo.

En esa reunión, los líderes de la UE pedirán a la alta representante comunitaria, Federica Mogherini, la «inmediata» preparación de una operación de seguridad y defensa, dirigida a destruir las embarcaciones de los traficantes de inmigrantes en el Mediterráneo.

«La alta representante está invitada a iniciar inmediatamente los preparativos para una posible operación de seguridad y defensa a este efecto, de acuerdo con la ley internacional», señalan los líderes comunitarios en el borrador de la declaración que esperan aprobar en esta cita.

El presidente de esa comisión, el británico Claude Moraes (S&D), subrayó que «el Parlamento Europeo ya se opuso al desmantelamiento de la operación Mare Nostrum sin un sustituto verdaderamente creíble que pudiera salvar vidas en el Mediterráneo».

También recordó que el PE consideró en ese momento que la operación Tritón, desplegada frente a las costas italianas y maltesas, «iba a ser insuficiente» y añadió: «Tragedias como esta nos han dado la razón».

El eurodiputado pidió a los Veintiocho que adopten el decálogo de medidas urgentes que hoy les propondrá la Comisión Europea para afrontar la situación del Mediterráneo y que ya les presentó esta misma semana el comisario europeo de Interior, Dimitri Avramopoulos.

Asimismo pidió a los líderes que atiendan la puesta en marcha de una operación de búsqueda y rescate integral y un plan para gestionar el flujo de refugiados, al tiempo que recordó que ese mismo punto se ha tratado en anteriores ocasiones.

Moraes criticó que los países «han abandonado el principio de responsabilidad compartida cuando la atención mediática ha disminuido».

Otros eurodiputados como la maltesa Roberta Metsola (PPE) pidió a los líderes europeos que traduzcan ese decálogo en «acciones concretas urgentes que sirvan para salvar vidas y para desmantelar las redes de trata de personas».

Asimismo consideró que esa respuesta tiene que ser parte de una estrategia global acorde con el principio de responsabilidad conjunta, compartida por todos los países europeos, y que se complemente con medidas a largo plazo que aborden los diferentes aspectos asociados a la migración.

La eurodiputada italiana Cécile Kashetu Kyenge (S&D) instó a los países a poner en práctica un mecanismo de reubicación y alojamiento de emergencia, para que toda la Unión Europea responda de forma compartida al reparto de refugiados que desembarcan en su frontera sur.

También subrayó que la UE necesita de un sistema de asilo para que los refugiados tengan «garantizado un acceso seguro y legal a la Unión y evitar caer en manos de traficantes y contrabandistas de Libia y otros lugares». EFE