Pekín, 31 mar (EFE).- Dalian Wanda Commercial Properties, la división inmobiliaria del Grupo Wanda, gana más de un 18 % en la media sesión de la Bolsa de Hong Kong, tras anunciar que está estudiando dejar de cotizar en el parqué.

En un comunicado remitido a la dirección del mercado bursátil el miércoles por la noche, el brazo inmobiliario de Wanda informó de que su matriz le ha notificado que está considerando realizar una oferta voluntaria de compra de acciones que, de llevarse a cabo, terminaría con una retirada de la filial de la bolsa.

Los analistas interpretan esta decisión como una respuesta del grupo que preside el magnate Wang Jianlin, propietario del Edificio España de Madrid y de un 20 % del accionariado del Atlético de Madrid, a la baja cotización de la empresa.

El resultado de este anuncio ha sido disparar la valoración de Dalian Wanda Commercial Properties hasta los 45,80 dólares hongkoneses (5,91 dólares estadounidenses, 5,22 euros) por acción.

Este pronunciado ascenso, que llegó a superar el 20 % en algunos momentos de la sesión matinal, hizo que la filial de Wanda recuperara parte de lo que había perdido en los últimos meses.

Cuando la firma realizó su oferta pública de valores (OPV), el precio de sus títulos era de 48,65 dólares hongkoneses (6,28 dólares, 5,54 euros) y llegó a superar los 75 dólares de Hong Kong (9,68 dólares, 8,54 euros) en junio.

Sin embargo, a raíz de la crisis bursátil que sacudió las bolsas chinas el pasado verano, y que también tuvo un fuerte impacto en la Bolsa de Hong Kong, la cotización del brazo inmobiliario de Wanda fue bajando paulatinamente hasta un mínimo de 32,30 dólares hongkoneses (4,17 dólares, 3,68 euros) por acción en febrero.

En su comunicado, la firma insistió en que no hay ninguna decisión tomada, sino que se trata de una «consideración preliminar» que «podría o no» consumarse.