Managua, 4 abr (EFE).- El Comité Internacional de la Cruz Roja comenzó este jueves la revisión de las listas de «presos políticos» en Nicaragua, con el objetivo de participar en una pronta liberación de los mismos, informó la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

«La Cruz Roja analiza caso por caso las listas de presos políticos, ellos ya lograron conciliar un número bastante considerable de personas detenidas», dijo el miembro de la Alianza y exdiplomático Carlos Tünnermann, a periodistas.

La Cruz Roja compara dos listas de manifestantes detenidos en Nicaragua, una de 809 facilitada por la Alianza, y otra cuya cantidad es desconocida, presentada por el Gobierno.

Entre los convictos están 65 mujeres, 19 niños, 1 niña y 4 transexuales, según el Comité Pro Liberación de Presas y Presos Políticos.

El exministro de Economía Mario Arana, también miembro de la Alianza, dijo que la Cruz Roja ha visto «alrededor de 300» coincidencias en las listas.

La liberación de los «presos políticos», arrestados por participar en protestas contra el presidente Daniel Ortega desde el estallido social de abril de 2018, se dará en el marco de las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica, para superar el conflicto interno que ha dejado cientos de muertos en Nicaragua.

El Gobierno se ha comprometido a liberar a todos los «presos políticos» en un plazo de 90 días que cuentan a partir del 20 de marzo pasado.

Tünnerman advirtió que las coincidencias en las listas «no es para crear expectativas de que estos son los que van a salir», ya que el Gobierno antes debe decidir el proceso de liberación, que podría estar basado en las edades de los reos, su situación judicial o si tienen padecimientos graves.

El jurista y miembro de la Alianza, José Pallais, mencionó que una vez que el Gobierno ordene la liberación de los presos, la Cruz Roja estaría en capacidad de ejecutar de que esta se cumpla en un plazo de tres días.

Casi la totalidad de manifestantes presos fueron acusados de «terrorismo» por el Gobierno, que atribuye a los reos la participación en un supuesto intento de golpe de Estado.

La crisis que sufre Nicaragua ha dejado 325 muertos desde abril de 2018, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque algunos grupos elevan a 568 las víctimas mortales, mientras que el Ejecutivo reconoce 199.

La CIDH ha responsabilizado al Gobierno de Nicaragua por crímenes de «lesa humanidad».

La Organización de los Estados Americanos (OEA) tiene en proceso la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, por rompimiento del orden constitucional, que de ejecutarse suspendería a Nicaragua del organismo continental. EFE

wpr/rb/cfa

(foto)