Bangkok, 9 may (EFE).- La Ceremonia Real del Arado, que marca el inicio oficial de la temporada de la siembra en Tailandia, predijo hoy que este año los agricultores del país contarán con agua abundante y que deberán plantar preferentemente arroz y maíz.

El secretario permanente de Agricultura, Theerapat Prayurasiddhi, se desempeñó como el Señor de la cosecha en el acto que se celebró en Sanan Luang, cerca del Gran Palacio Real de Bangkok, y al que asistieron el jefe de la junta militar y primer ministro del país, el general Prayuth Chan-ocha, ministros, altos funcionarios, cultivadores y numeroso público, según el diario “Bangkok Post”.

El ritual, que se celebra todos los años por estas fechas, comenzó cuando el Señor de la cosecha dirigió a los dos bueyes sagrados, Phoem y Phoon, para que arasen el terreno.

Cuatro mujeres sembraron en los surcos arroz que sacaban de las canastas de oro y plata, al tiempo que sacerdotes brahamanes cantaban mantras y soplaban caracolas.

A continuación, el Señor de la cosecha tuvo que escoger una de las tres telas de color escarlata y dobladas que le presentaron, cada uno de una longitud diferente, y eligió la de cinco palmos de largo.

Luego presentaron a Phoem y Phoon heno, arroz, maíz, sésamo, soja, agua y licor, y se decantaron por los granos de arroz y maíz.

Leídos e interpretados los signos, Tailandia tendrá durante los próximos doce meses abundante arroz, maíz y agua, además el comercio exterior y las comunicaciones mejorarán e impulsarán la economía nacional.

Tailandia es el segundo mayor exportador de arroz del mundo.