Ereván, 24 abr (EFE).- La ceremonia que hoy conmemora el centenario del genocidio armenio en Ereván comenzó con un minuto de silencio por el millón y medio de víctimas que murieron a manos del Imperio Otomano.

A la ceremonia asisten líderes mundiales, como el presidente ruso, Vladímir Putin, y el francés, Francois Hollande.

El presidente de Armenia, Serge Sargsián, destacó que «lo ocurrido en 1915 no tuvo precedentes ni por su magnitud ni por sus consecuencias», y agregó que el genocidio es «una herida aún abierta porque en el mundo hay negacionismo».