Bruselas, 5 may (EFE).- La Comisión Europea (CE) se mostró hoy más optimista que a principios de año respecto al crecimiento de la economía de España, para la que prevé un avance del 2,8 % del PIB en 2015 y del 2,6 % en 2016, una y tres décimas respectivamente por debajo de las expectativas del Gobierno español.

En sus previsiones macroeconómicas de primavera, la CE espera que la demanda interna siga siendo el principal motor de arrastre de la economía española, favorecida también por la mejora de las perspectivas del mercado laboral, una mayor confianza y la relajación de las condiciones financieras, entre otros factores.