Estrasburgo (Francia), 15 dic (EFE).- La Comisión Europea (CE) propuso hoy un mecanismo voluntario para trasladar refugiados sirios o apátridas desde Turquía hasta la Unión Europea (UE) en el marco de cooperación de este país con los Veintiocho para contener la llegada de inmigrantes irregulares y demandantes de asilo a Europa.

La recomendación de Bruselas, que se presenta justo antes de que se reúnan este jueves y viernes en Bruselas los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, busca establecer un sistema de “solidaridad y responsabilidad compartida” en la gestión de los flujos migratorios con Turquía, que alberga más de dos millones de refugiados.

La CE aclara que el mecanismo de reasentamiento debería ser “flexible” y estar ligado a la reducción de las llegadas irregulares desde Turquía a la UE, a la que se ha comprometido Ankara dentro del plan de acción recién sellado con los Veintiocho, por el cual se promete al país un apoyo financiero de 3.000 millones de euros.

De hecho, la propuesta incluye una cláusula de revisión para la suspensión o adaptación de este mecanismo si la llegadas irregulares a la Unión desde Turquía no se reducen de forma sustancial.

Según datos facilitados por la CE, más de 750.000 demandantes de asilo e inmigrantes económicos han cruzado hacia la UE en lo que va de año desde Turquía.

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, insistió hoy en que “Turquía es un socio clave” y recordó que ambas partes han acordado reducir juntas la miseria humana que conlleva la inmigración irregular y poner orden a los flujos migratorios hacia la UE.

Los Estados miembros podrán participar en la acogida de estos refugiados procedentes de Turquía con carácter voluntario y en función de su capacidad.

El reparto entre los países comunitarios que deseen participar se hará sobre la base de criterios como la población, el PIB, el esfuerzo previo de acogida del Estado miembro, y el nivel de desempleo.

Este esquema solo se aplicará a personas registradas por las autoridades turcas como solicitantes de aislo antes del 29 de noviembre pasado, fecha en la que se celebró la cumbre UE-Turquía.

Los beneficiarios de este sistema recibirán protección subsidiaria o un estatus equivalente por un periodo no inferior a un año.

Los países asociados de la UE, como Noruega o Suiza, que no son miembros comunitarios pero sí cooperan con los Veintiocho, están invitados a participar.

Bruselas explica, por otro lado, que con esta medida persigue estandarizar el proceso de admisión de personas desde Turquía y conseguir que tenga una duración que no supere los seis meses como máximo.