Bruselas, 7 oct (EFE).- La Comisión Europea (CE) ha impuesto nuevas tasas antidumping sobre las importaciones del acero plano laminado en caliente y de las chapas gruesas de acero procedentes de China, informó hoy esa institución.

“Nuestras investigaciones confirman que los productos chinos han sido vendidos en Europa a precios objeto de dumping”, dijo el portavoz comunitario Alexander Winterstein, en la rueda de prensa diaria de la CE.

El portavoz recordó que estas acciones se suman a las 37 medidas antidumping y antisubsidios que ya aplica la UE en relación con las importaciones de productos a base de acero, 15 de las cuales se aplican a productos originarios de China.

También señaló que Bruselas tiene abiertas aún otras diez investigaciones en este contexto.

Las dos nuevas medidas se empiezan a aplicar provisionalmente desde este viernes, y la CE decidirá en los próximos seis meses si las confirma para los próximos años.

Los derechos impuestos, considera el Ejecutivo comunitario, deberían restablecer la rentabilidad de los productores de chapas gruesas de acero y evitar daños a las empresas que se dedican a producir acero plano laminado en caliente.

En el caso de este último producto, la imposición de las tasas es el resultado de una investigación iniciada incluso antes de que el daño pudiera materializarse, según Bruselas.

La CE explicó que pese a llevar años aplicando los instrumentos de que dispone en materia de defensa comercial, ahora “es necesario reforzar estos mecanismos para adaptarlos a la realidad del estado actual de la globalización”.

Además, el Ejecutivo comunitario reiteró el llamamiento a los países de la UE a apoyar la propuesta de 2013 para la modernización de los instrumentos de defensa comercial existentes a nivel europeo, en particular en lo relativo a la regla del derecho inferior.

Esto permitiría a la Unión, según Bruselas, imponer unas tasas más altas sobre los productos objeto de dumping.

Las medidas antidumping guardan relación con las tarifas que gravan las importaciones de un producto cuyo precio de exportación es inferior a su “valor normal” (generalmente el precio del producto en el mercado interno del país exportador).